La Ciudad de México

Desde su fundación Azteca como México-Tenochtitlán en 1325 y luego de la conquista española hace casi 500 años, la Ciudad de México, se ha consolidado como un espacio urbano y cultural sin comparación. Su increíble cultura ha sido enriquecida por distintos grupos de inmigrantes de todo el mundo a lo largo del siglo XX; una vigorosa economía y vida social, han ido convirtiendo a la capital del país, en uno de los lugares más cosmopolitas del orbe.

Compleja, paradójica y vibrante como pocas, la ciudad de México se ha reinventado en los últimos años. Su historia, diversidad cultural, sólida arquitectura, oferta gastronómica y comercial, la calidez de su gente, vocación de servicio, junto con su inigualable ubicación geográfica y clima, la han encumbrado como uno de los lugares más atractivos y con un nuevo sentido de sofisticación; es hoy el indudable epicentro comercial, económico y cultural de América Latina.

 

La Condesa

A principios del siglo XX, ante la creciente demanda de espacios urbanos y al nuevo orden social que trajo la Revolución Mexicana, se fraccionaron los terrenos del antiguo Hipódromo del Jockey Club, que anteriormente habían pertenecido a la Condesa de Miravalle, descendiente del emperador Moctezuma. En una época de reconstrucción de la identidad nacional, la colonia Condesa se funda en 1927 y con ella, se erigieron una serie de edificaciones con eminentes influencias art déco y eclecticismo neoazteca. Muchas de ellas aun sobreviven y son las que le imprimen su encantador sello a este emblemático barrio de la ciudad de México.

El antiguo trazo de la pista de carreras dio origen a la avenida principal de la colonia: la calle Ámsterdam, y el centro de la misma a uno de los parques más hermosos de la ciudad, que en su momento recibió el nombre de Lindberg en homenaje al piloto que recientemente había cruzado el Atlántico, y que ahora se conoce como parque México. En las últimas décadas La condesa ha recibido a un grupo sin precedentes de artistas, escritores, y personalidades de la cultura nacional e internacional, lo que ha hecho de este barrio uno de los más interesantes para descubrir, ver y ser visto. La Condesa es uno de los hot spots de la Ciudad.

 

El edificio Tehuacán

Rodeado por áreas verdes y frente al famoso Edificio Basurto, el edificio Tehuacán, existe desde 1931 con una vocación de servicio a huéspedes. Lleno de historias por contar, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura nacionalista, variante mexicana del art déco y ha sido recientemente intervenido por el reconocido arquitecto Nahim Dagdug, quien conservó el icónico lenguaje de época, incorporando elementos contemporáneos que lo hacen un lugar discreto, íntimo y atemporal.